Una de las cosas que más enojo generan a los creadores de contenido es estrellarse con una verdad a secas: La industria del entretenimiento es un negocio, y si no lo entendemos, puede ser el infierno en donde terminen todos nuestros sueños como creativos.

Cada enojo es un motivo de bloqueo, de renuncia y cansancio para quien solo quiere contar historias. Es importante aprender a negociar para permanecer en la industria, así como es importante saber escoger el medio a través del cual transmitir lo que queremos.

No solo de televisión o cine vive el creador de contenido, también existen los libros, internet, la radio o el teatro, por ejemplo, llegando a ser incluso menos efímeros. Viniste a este mundo a crear, imaginar y dar vida a esos personajes e historias que llevas en tu mente.

Es tu responsabilidad hacerlo y aprender a ser águila en el mercado de los egos, de los modelos de negocio, de los que creen tener el poder sobre tu contenido, pero que siempre te necesitarán si les garantizas que eres un producto vendedor.

Ánimo!...

Responder