Un 16 de marzo de 1.993 salió al aire “Padres e hijos”.

El proyecto original eran 14 medias horas, pero fue tan grande el apoyo del público que las programadoras que tenían a su cargo ese horario terminaron uniéndose y creando la franja de la una de la tarde, con emisiones de una hora diaria. Fue una serie que demostró que el contenido blanco podía tener éxito, tanto que cuando se referían a ella, decían que era agua bendita en la franja maldita.

En el primer capítulo sin embargo, se narraba la historia de los soldados que iban a la guerra en Colombia, sin recurrir a la violencia. El batallón de soldados en el cual estaba Federico, el hijo de la familia Franco, era emboscado y morían todos los soldados (algo común en aquella época en Colombia), sin embargo la familia recibía una gran sorpresa al final del capítulo. Padres e hijos, siempre conectaba con la realidad del país, sin entrar en el amarillismo o el morbo, siempre aportando otra visión.

Tuve la suerte de estar 7 años en la serie, que duraría 17 al aire. Hermosa época!… (Han pasado 26 años de la primera emisión).

Responder